Las ventajas de estudiar online se están comprobando más que nunca en tiempos de pandemia. En muchos casos, la formación online se está convirtiendo en la única alternativa de los centros educativos para poder continuar con su actividad, pero las clases online tienen beneficios añadidos, y es que están diseñados previamente para este formato.

Ventajas de estudiar online en tiempos de Covid-19

Las ventajas de estudiar a distancia atrapan cada vez a más estudiantes, pero esta realidad se ha vuelto más patente que nunca con la presencia del Covid-19. Así, a las tradicionales razones que explican por qué es bueno estudiar en línea debemos sumar la reducción del contacto social y con ello la mayor propagación del virus.

Conciliación familiar y laboral

Uno de los beneficios de las clases online es que permite a muchas más personas interesarse por este tipo de formación. Así, profesionales que ya están en activo en el mundo laboral pueden compatibilizar esta actividad con su propia experiencia profesional, y todo ello de la mano de sistemas muy flexibles en cuanto a horario y entrega de tareas.

Ahorro económico y de tiempo

Esta es otra de las ventajas de la educación a distancia. Para iniciar un curso de posgrado, un máster o cualquier otra actividad formativa online solo se necesita un ordenador y conexión a internet, lo que se traduce en un ahorro importante de tiempo y dinero.

En este sentido, la enseñanza online no obliga al alumno a tener que desplazarse presencialmente a las instalaciones, sino que se activan sistemas de enseñanza virtual, como en el caso de CADEMS, que estamos especializados en software para ingenieros y diseñadores.

Atención personalizada

Estudiar online no es sinónimo de estar solo frente a una pantalla y recibir contenidos teóricos. Lejos de esa idea, la formación a distancia echa mano de todos los avances tecnológicos para promover una enseñanza dinámica, con docentes y orientadores que evalúan a los alumnos en función de su trabajo y la entrega de tareas a tiempo.

Flexibilidad horaria

La flexibilidad horaria es otro de los beneficios de la educación a distancia. En este sentido, los cursos online ofrecen contenidos teóricos y prácticos que están disponibles en internet, de modo que son accesibles en cualquier momento del día, sin tener que ajustarse a horarios escolares de mañana o de tarde.

Esta cuestión casa muy bien con la compatibilidad y la conciliación, pues si un profesional trabaja durante el día, puede acceder a este contenido en sus horas libres o durante el fin de semana.

Independencia en el alumno, mayor responsabilidad

Un último beneficio de las clases online es que fomenta la responsabilidad del alumno. En esta modalidad formativa es el propio alumno el que tiene que medir su exigencia y esfuerzo. Las tareas y pruebas de calificación en la educación a distancia cuentan con fechas límites en las que hay que entregar trabajos o actividades. De este modo, es el propio alumno el que tiene que adquirir cierto grado de responsabilidad propio, sin ningún profesor que esté diariamente recordando sus obligaciones como estudiante.

 

Las ventajas de estudiar online son muy interesantes porque permiten que muchas personas continúen con su formación sin necesidad de acudir a centros de manera presencial. Esto se vuelve aún más importante en tiempos de pandemia, pues reducimos la posibilidad generalizada de propagar los contagios de Covid-19.

Te proponemos que realices algunos de nuestros cursos de SolidWorks o cursos de Catia y como no nuestros masters.

* Descuento válido para todas nuestras formaciones del 15/04/2021 al 30/4/2021